Francisco Marín, presidente-director general de OHL Construcción, destaca el valor estratégico de Turquía en el proceso de internacionalización del Grupo OHL

21 de diciembre de 2011

Francisco Marín Andrés, presidente-director general de OHL Construcción, ha participado en la jornada organizada por Intereconomía Conferencias Nuevos proyectos de Infraestructuras en Turquía. Oportunidades de negocio para las empresas españolas.

El presidente-director General de OHL Construcción, que realizó una intervención titulada La apuesta de OHL por las infraestructuras en Turquía , centró su exposición en el proceso de implantación, desarrollo y consolidación de la actividad de OHL en este país, así como la presentación de las principales características del proyecto Marmaray. Este proyecto, recientemente adjudicado a OHL, consiste en el desarrollo de la conexión ferroviaria entre Europa y Asia por Estambul a través de un túnel sumergido en el Estrecho del Bósforo lo que permitirá el tránsito de trenes de alta velocidad, de cercanías y de mercancías entre ambos continentes.

Francisco Marín recordó en su exposición que OHL comenzó su actividad en Turquía en 1999. En la actualidad el grupo está implantado en la región con oficinas en Ankara y Estambul y «es el centro de operaciones para el negocio de OHL en Turquía, Oriente Medio y el Norte de África». En este sentido, explicó que la cartera de construcción en el área dirigida desde Turquía es de más de 2.100 millones de euros y destacó que el posicionamiento de OHL en este país es «a largo plazo y con vocación de permanencia».

En lo que respecta a los proyectos realizados en la región, el presidente-director general de OHL Construcción, hizo referencia a la ejecución de la línea de alta velocidad Ankara-Estambul, tramo Esenken-Eskisehir de 206 km «que lleva operando con éxito desde marzo de 2009». La obra, con un presupuesto de 655 millones de euros, es el primer tramo de ferrocarril de alta velocidad existente en Turquía y se ha convertido en un referente al ser el primer país fuera de España donde se desarrolla la experiencia española en alta velocidad.

En este sentido, Francisco Marín también destacó otros proyectos de construcción realizados en Turquía, entre los que se encuentran, la planta de tratamiento de aguas residuales en Konya, ejecución entregada en 2009, que da servicio a una población de un millón de personas con un caudal diario de 200.000 m3.

Marmaray

Centrado en Marmaray apuntó que es «el proyecto de infraestructuras más ambicioso de Turquía hasta la actualidad y uno de los más emblemáticos del mundo por su complejidad y magnitud». El presupuesto del contrato asciende a 932,8 millones de euros (sin IVA), importe que le sitúa entre los de mayor volumen económico suscritos por el Grupo OHL en su historia.

OHL lidera, con una participación del 70%, la joint venture formada a tal efecto con la empresa española de señalización ferroviaria Dimetronic. El trabajo contratado incluye todo el diseño, la sustitución completa de las dos vías existentes y su reposición con tres nuevas vías en 63 km de los 77 km del proyecto, la renovación y edificación de 36 estaciones, la construcción de 130 estructuras, dos centros de operación y control, cocheras y talleres, renovación de todos los sistemas electromecánicos (suministro de energía, catenaria, señalización, telecomunicación y sistemas de ticketing) a lo largo de los 77 km del proyecto, la puesta en servicio del proyecto y el mantenimiento durante dos años.

El organismo promotor de esta ejecución es la Dirección General de Construcción de Ferrocarriles, Puertos y Aeropuertos (DLH) del Ministerio de Transportes de Turquía, que cuenta para la ejecución del mismo con la financiación del Banco Europeo de Inversiones, con un 80%, y del Banco de Desarrollo del Consejo de Europa, con un 20%.

En el proyecto Marmaray, según destacó el presidente director-general de OHL, «se combina la más alta tecnología ferroviaria con la conservación del patrimonio histórico. En el desarrollo del proyecto, entre otros trabajos, se tienen que rehabilitar y preservar estaciones y estructuras históricas». En lo que respecta a los plazos, se espera que el primer tren atraviese el Bósforo el 29 de octubre de 2013, coincidiendo con la celebración del noventa aniversario de la actual República de Turquía.

Apuesta por la internacionalización

Los importantes éxitos cosechados en el exterior se deben a la estrategia adoptada y publicada en 2002 por OHL; estrategia que se centra además de mantener al Grupo ajeno a cualquier actividad inmobiliaria tradicional, anticipándose a la crisis actual, en apostar firmemente por la internacionalización como motor de crecimiento.

En la actualidad, OHL está presente en 30 países de los cinco continentes y el 93% de su EBITDA y el 90% de su cartera proceden del exterior. Así, la política desarrollada desde 2002 ha permitido lograr un crecimiento medio anual de la cartera a corto plazo de construcción internacional entorno al 30%.

Volver a sala de Prensa