Inaugurado el tramo San Pedro del Arroyo-Chaherrero, de la autovía Ávila-Salamanca, ejecutado por OHL

13 de enero de 2009

Imagen que muestra el tramo de San Pedro del Arroyo-Chaherrero de la autovía Ávila-Salamanca

El pasado 23 de diciembre tuvo lugar la inauguración del tramo San Pedro del Arroyo-Chaherrero perteneciente a la autovía Ávila-Salamanca, obra adjudicada por el Ministerio de Fomento a OHL, y que ha alcanzado un presupuesto de 27.034.791,76 euros (IVA incluido). El pago de la obra se ha llevado a cabo a través del método alemán, es decir, cobro al final de la misma con compensación financiera.

En la misma jornada tuvo lugar la inauguración de dos tramos más. El primero, que discurre entre Narrillos de San Leonardo y Peñalba de la Sierra de 9,4 kilómetros y el segundo, que separa esta segunda localidad de la de San Pedro del Arroyo con nueve kilómetros.

En el acto estuvieron presentes, Miguel Alejo, delegado del Gobierno en Castilla y León, César Martín, subdelegado del Gobierno en Ávila, Jesús Málaga, subdelegado del Gobierno en Salamanca, Jesús Caldera, presidente de la Fundación Ideas, Francisco Almendres, jefe de Demarcación de Carreteras de Castilla y León Oriental, Manuel Llanes, jefe de la Unidad de Carreteras de Ávila, Manuel Ráfales, director de obra y los alcaldes de los Ayuntamientos por los que discurre la autovía. Por parte de Obrascón Huarte Lain, se dieron cita en el evento, Vicente Moscardó, director del Área 2 Obra Civil, Enrique Jiménez, delegado Obra Civil en Castilla y León y Joaquín Viana, jefe de la Obra, entre otros.
La longitud total del tramo es de 10,3 kilómetros y dispone de dos calzadas de 10.5 metros cada una, con dos carriles por sentido de 3,50 metros, separadas por mediana de 10 metros. En el proyecto se contempla un único enlace con la carretera CL-507 y un total de 15 estructuras de diferente tipología a lo largo del trazado.

Destacan tres viaductos -en el p.k. 1+750, resolviendo el cruce sobre el río Ovieco; en el p.k. 3+550, sobre FFCC y la carretera N-501 y en el p.k. 3+870, resolviendo el cruce sobre el río Arevalillo. A esto hay que sumar 9 pasos superiores: 5 pasos de camino y 4 de carretera (enlace con CL-507, carretera a San Juan de la Encinilla, carretera a Albornos y carretera a Muñogrande) y 2 pasos inferiores sobre caminos agrícolas.

Este proyecto forma parte de los nueve que componen la unión de las dos ciudades castellano leonesas, Ávila y Salamanca, por la autovía A-50, que servirá para unir la Autovía A-VI, ruta del Noroeste, a través de la A-51 (Villacastín-Ávila) con la Ruta de la Plata (A-66) y la autovía de Castilla (A-62). El proyecto conecta con los tramos Peñalba de Ávila-San Pedro del Arroyo, anterior y Chaherrero-Narros del Castillo, posterior.

Volver a sala de Prensa