Juan-Miguel Villar Mir, Premio Nacional de Ingeniería Civil

14 de noviembre de 2012

Entrega del premio Nacional de Ingeniería Civil a Juan-Miguel Villar Mir por el secretario de Estado de Infraestructura, Transporte y Vivienda

El Ministerio de Fomento ha otorgado a Juan-Miguel Villar Mir, presidente del Grupo OHL, el Premio Nacional de Ingeniería Civil. El galardón le fue entregado ayer por el secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda, Rafael Catalá, en representación de la ministra de Fomento, Ana Pastor.

El jurado del premio ha concedido este prestigioso galardón a Juan-Miguel Villar Mir, según consta en el diploma acreditativo del mismo, por los motivos siguientes:

«En reconocimiento a su densa y fructífera trayectoria profesional, forjada alrededor de un carácter marcadamente emprendedor y una reconocida constancia y dedicación al trabajo, características ambas que le han llevado a figurar de forma muy destacada en todos los ámbitos en los que ha intervenido a lo largo de su dilatada carrera.

Junto a su brillante faceta académica y de servicio a la función pública, es su dimensión como ingeniero empresario la que le ha llevado a crear uno de los más importantes grupos empresariales españoles y con una mayor proyección en el mercado internacional, lo que en su conjunto le hacen muy merecido acreedor de esta distinción».

En sus palabras de agradecimiento, Juan-Miguel Villar Mir manifestó que su satisfacción por este premio «se multiplica al tratarse de un Premio Nacional, relativo al campo de la Ingeniería Civil, circunstancia que adquiere su máximo significado si quien recibe el premio es una persona que, como ocurre en este caso, desde su condición de ingeniero de Caminos Canales y Puertos, cuenta en su vida una sucesión de actuaciones relacionadas con el mismo Ministerio de Fomento».

Al referirse a algunas etapas de su vida relativas a su relación con la Ingeniería Civil, el presidente de OHL destacó que lleva 62 años ligado al Ministerio de Fomento, desde que, en junio de 1950, con 18 años, ingresó en la Escuela Especial de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos, que entonces dependía del Ministerio de Obras Públicas.

Igualmente, recordó el hecho de haber sido el primer subdirector general de Puertos y Señales Marítimas, cuando se creó esta Subdirección General en 1962 y contaba con 30 años de edad.

Volver a sala de Prensa