OHL empleará una de sus innovaciones tecnológicas de referencia, Cubípodo, en el contradique de Punta Langosteira

31 de octubre de 2012

SATO, filial de infraestructuras portuarias de OHL, se ha adjudicado en UTE la segunda obra en la que va a hacer uso de una de sus principales innovaciones tecnológicas: el Cubípodo, elemento constructivo para el manto principal de diques en talud. Con patente internacional, presenta mejores prestaciones que el bloque cúbico tradicional y supone ahorro de materiales y costos.

En concreto, la Autoridad Portuaria de A Coruña ha acordado la adjudicación del Proyecto constructivo de protección de la toma de GNF y mejora de la utilización de infraestructuras en Punta Longosteira (A Coruña). El concurso licitado permitía aportar elementos innovadores que pudieran aportar ventajas competitivas, aspecto que llevó a SATO a incorporar el Cubípodo; innovación que supone un ahorro directo de materiales de más del 20 % sobre el presupuesto base de licitación. Como novedad también hay que destacar que es la primera obra en la que este nuevo tipo de bloque va a colocarse en una sola capa, monocapa.

El proyecto consistirá en la construcción de los primeros 550 metros de contradique en Punta Langosteira. En paralelo, a una distancia de 132 metros entre ejes en el interior de la dársena, se construirá otro dique de 335 metros, que en el futuro quedará integrado en las explanadas portuarias y cuya ejecución se hace necesaria para proteger la toma de agua de la central térmica de Sabón.

La construcción del contradique está incluida en la fase 3 del nuevo puerto exterior de Punta Langosteira que se inició a principios de este año después de que a finales de 2011 concluyesen las fase 1 y 2, que incluyeron el dique de abrigo de 3.360 metros de longitud.

En lo que respecta al uso previo del Cubípodo, hay que destacar que el proyecto de construcción del dique de abrigo exterior de la dársena de San Andrés, adjudicado en 2011 por la Autoridad Portuaria de Málaga a SATO y a OHL al 50 %, supuso la primera experiencia real de construcción del manto principal de un dique de abrigo con esta pieza.

Esta innovación tecnológica, fruto de la colaboración entre SATO y la Universidad Politécnica de Valencia, recogió en 2011 destacados reconocimientos como el otorgado por el Salón Internacional de Invenciones de Ginebra, el Premio Nacional de Innovación en la categoría Compra Pública Innovadora para la Autoridad Portuaria de Málaga o el Premio García-Cabrerizo a la Invención Española.

Volver a sala de Prensa