OHL mantiene el liderazgo en Gobierno Corporativo en su sector

25 de octubre de 2016

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha publicado el Informe Anual de Gobierno Corporativo (IAGC) de las sociedades cotizadas correspondiente al ejercicio 2015, el primero de la aplicación del nuevo Código de Buen Gobierno de las sociedades cotizadas, aprobado por el Consejo de la CNMV en febrero de 2015. 

El informe refleja que OHL mantiene su posición de liderazgo en materia de Gobierno Corporativo entre las grandes empresas constructoras españolas. Con un 89,4%, es la compañía del sector con el mayor grado de cumplimiento de las recomendaciones del nuevo Código de Buen Gobierno aplicables a cada una de ellas. 

El grado de cumplimiento de OHL también es superior al 81,8% medio del conjunto de las sociedades cotizadas, un porcentaje que la CNMV califica de “elevado” en el primer año que las entidades debían responder de las nuevas recomendaciones y que pone en valor el compromiso de OHL con el buen gobierno corporativo en el conjunto de las empresas cotizadas en la Bolsa española. 

Este compromiso también se había manifestado en los últimos años en relación con el anterior Código Unificado de Buen Gobierno. La historia de los informes anuales de la CNMV señalaba que OHL era la única compañía del Ibex 35 que había cumplido, año tras año, todas las recomendaciones aplicables del Código Unificado en los seis últimos ejercicios desde 2009. Además, en 2014, el último año de dicho código, fue la única empresa constructora con un seguimiento del 100 % de las recomendaciones aplicables. 

Los datos globales del IAGC de 2015 señalan que el 27% de las compañías han seguido el 90% de las recomendaciones que les son aplicables y dos declaran cumplir con el 100%. Asimismo, dos empresas registraron un grado de seguimiento inferior al 50%. Las recomendaciones con menor seguimiento son las relativas a las nuevas prácticas del código sobre transparencia informativa de las juntas generales de accionistas en general. 

El IAGC de la CNMV se basa en la revisión de los informes anuales de Gobierno Corporativo que las compañías cotizadas están obligadas a remitir al regulador. 

Volver a sala de Prensa