Juan-Miguel Villar Mir destaca en el Foro ABC el esfuerzo de José Blanco, ministro de Fomento, por impulsar las infraestructuras

1 de diciembre de 2009

Imagen que muestra a Juán-Miguel Villar Mir interviniendo en el Foro ABC

Juan-Miguel Villar Mir, ha participado en el Foro ABC, -organizado por Deloitte y patrocinado por OHL-, acompañado por Catalina Luca de Tena, presidenta-editora de ABC y Fernando Ruiz, presidente de Deloitte, en el que ha estado presente el ministro de Fomento, José Blanco.

En el acto, en el que se han dado cita destacadas personalidades del mundo empresarial e institucional, el presidente del Grupo OHL ha destacado que José Blanco «está compaginando la responsabilidad de vicesecretario general, de número dos de su partido, con el cargo de ministro de Fomento; cargo este último en el que está impulsando grandes proyectos de inversión y en el que ha dado inicio a una etapa de entendimiento con las diferentes administraciones en materia de infraestructuras».

En este contexto, Juan-Miguel Villar Mir resaltó en su intervención el impulso del ministro de Fomento por las infraestructuras de transporte, fundamentales para el crecimiento de un país.

Por su parte, José Blanco, hizo referencia en su exposición a la situación actual de crisis que atraviesa la economía mundial. En el caso de España apuntó que «es el momento de las grandes reformas económicas. Las reformas que nos permitan salir de la crisis, pero sobre todo que nos garanticen no volver a ella. La hora de la economía sostenible, que no es otra que la economía responsable». Y matizó que «estimular la reactivación de la economía, anticipar la recuperación y sentar las bases del nuevo modelo productivo son los ejes de la política del Gobierno en este período».

Y en ese proceso de construcción de nuevo marco productivo de economía sostenible, José Blanco especificó que la política de infraestructuras y transportes «tiene un papel central». En este orden indicó que, en el año de más impacto de la crisis «el Ministerio de Fomento no sólo no ha reducido sus inversiones en obra pública, sino que ha mantenido el esfuerzo y ha acelerado todo lo posible la ejecución de obras».

Así, especificó que «en 2009 invertiremos cerca de veinte mil millones de euros. Desde que llegamos al Gobierno en 2004 hasta el final de 2010 la inversión en infraestructuras de transporte llegará a los cien mil millones de euros. Nada ha contribuido más al progreso de España y a su cohesión territorial como la transformación radical de sus infraestructuras».

Volver a sala de Prensa