OHL se adjudica la prolongación del metro al aeropuerto internacional de Miami

17 de marzo de 2009

El Grupo OHL, a través de sus filiales Community Asphalt y Tower, se ha adjudicado en Estados Unidos el proyecto para prolongar el metro de Miami (Metrorail) hasta el aeropuerto internacional de esta ciudad del Estado de Florida.

Este contrato tiene un presupuesto de 360,41 millones de dólares y es el primer proyecto de construcción que consigue una empresa española en el sector ferroviario de Estados Unidos.

El soporte de OHL a sus filiales de Florida, Community Asphalt y Tower, y la reconocida experiencia de estas constructoras locales en sus respectivos ámbitos de actividad, obra civil y edificación, han sido dos factores clave para la adjudicación de este contrato a la UTE que el Grupo OHL comparte al 50% con Odebrecht. Community Asphalt ejecutará las obras de los viales y Tower construirá la nueva estación MIC de Metrorail.

El Metrorail (tren urbano elevado) es el único metro en pleno servicio en el Estado de Florida y constituye actualmente uno de los medios de transporte más rápidos de Miami Dade. Dispone de una red de 22 estaciones y 36 km de longitud, que se extiende desde el sur de Miami, pasando por el centro de la ciudad, hasta el noreste de Miami Dade. El hecho de que sea un sistema elevado y no subterráneo se debe a la proximidad del nivel freático en el sur de la Florida.

El contrato adjudicado a OHL es la primera fase del proyecto de ampliación del metro de Miami a través de la nueva línea Orange Line, de 39,6 km de longitud y cuya construcción está previsto abordar en tres etapas, con una inversión total estimada de 4.160 millones de dólares.

El tramo de la primera fase tiene una longitud de 3,8 km y el contrato incluye como actuaciones principales la construcción de una línea elevada de doble vía que conectará la estación Earlington Heights de Metrorail con el Miami Intermodal Center del aeropuerto de Miami, la estación de pasajeros MIC de Metrorail, de tres niveles, y los sistemas operativos correspondientes para la coordinación y la integración del nuevo tramo con el actual sistema de Metrorail.

La llegada de la Orange Line al Miami Intermodal Center supondrá conectar el sistema de Metrorail con el MIA Mover, el medio de transporte que facilita el acceso final al aeropuerto. La conexión de estos dos sistemas de transporte, ofrecerá a los ciudadanos de Miami un cómodo y rápido acceso al aeropuerto a través del transporte ferroviario de pasajeros.

La finalización de la Orange Line en sus tres fases incrementará el área de influencia de esta forma de transporte sencilla y limpia, elevando el número de usuarios que utilicen esta nueva línea de Metrorail para desplazarse al aeropuerto.

Volver a sala de Prensa